11/23/2009

RBD09/Reflexiones

Blogósfera
La blogósfera argentina ya es lo suficientemente grande como para que empiecen a advertirse matices que hasta hace poco pasaban desapercibidos, perfiles y orientaciones diferentes y hasta algunos quiebres y diferencias. Todo esto, lejos de ser conflictivo (aunque a veces lo sea), la hace más rica e interesante.

Bloggers
Sigue discutiéndose acerca de ser blogger o ser una persona que tiene un blog. A mí me parece que la gran diferencia radica en si uno es una persona que tiene un blog o un profesional que tiene un blog. No creo que blogger sea una profesión per se y, más allá de que algunos blogs "catárticos" –del tipo diario personal– tengan éxito, el desafío de sostener la publicación en el tiempo requiere cada vez más competencias específicas.

Blogs personales
Relacionado estrechamente con el punto anterior, hago la diferencia entre blog personal y blog tipo diario personal porque, desde donde yo lo veo, un blog exitoso es un blog personal: hace un recorte singular, tiene una expresión que lo identifica y transmite una mirada particular, sea cual fuere la realidad que narra.

Fama vs. prestigio
La reputación online, algo de lo que se habla mucho, es una construcción que para ser sólida debe estar estrechamente relacionada con el desempeño offline. No basta con dejar mojones de presencia en redes sociales y profesionales. La mayoría de los blogs con trayectorias sostenidas cuentan con autores que se desempeñan de manera relevante en el "mundo real".

Salir del ghetto
Por último, como siempre, me parece que todavía hay una enorme cantidad de personas que no leen blogs (son muchas más las que no saben qué es un feed) o, para ponerlo en otras palabras, aunque su crecimiento sea permanente, el mundo digital es aún un mundo pequeño. Esto representa una limitación y, a la vez, resignifica el concepto de "blogger famoso". ¿Famoso dónde? ¿Famoso para quién? ¿Cuál es el techo de esa fama? Uno de nuestros principales objetivos como autores debería ser la conquista de ese lector que todavía no ha ingresado al universo online.

1 comentario:

Daniel I. Krichman dijo...

Uno de nuestros principales objetivos como autores debería ser la conquista de ese lector que todavía no ha ingresado al universo online. Sobre todo eso!. Creo que, llegado este punto del balance entre el desarrollo de la plataforma tecnológica y el de la audiencia, el principal problema es ampliar la frontera de la cultura de uso hacia otros mundos, otros sectores.
Saludos!