4/13/2007

Nosotros dos

Christian Lucero
Fragmento

(...) Y aunque nunca Te lo diga

cuando me tocas
en aquel juego de manos
que parecen olas y
aunque nunca Me lo digas
cuando te miro
en aquel juego de miradas
que semejan gaviotas
lo que realmente importa
es que este sentimiento
se ha vuelto verdadero.

1 comentario:

laura cambra dijo...

Perdón, pero por respeto a lo que escribo y a mí misma, no voy a publicar tus comentarios. Mucho menos cuando no sé quién los escribe.
Gracias igual por apreciar mis palabras